ENTREVISTA A JOAN RIBÓ, ALCALDE DE VALENCIA

noviembre 05, 2017

En días de mucha política y periodismo, tenemos la oportunidad de hablar con el Alcalde de Valencia, Joan Ribó. En el epicentro de su legislatura, nos explica siendo muy fiel a los valores que defendemos, cómo el esfuerzo es un pilar fundamental en el día a día de los puestos de responsabilidad como el suyo.


¿Cómo llegó a la vida política? ¿Cuáles eran sus inquietudes cuando era joven?

Llegué a la política de la mano de los movimientos cristianos de base, cuando era joven, y la dictadura estaba todavía en marcha. La justicia social y la democracia eran (y son) las piezas angulares de mis inquietudes.


El curso escolar ya está funcionando, y miles de valencianos han vuelto a las aulas. Desde su experiencia, ¿qué les diría a todos ellos? ¿Quién fue su modelo a seguir cuando era estudiante?

Diría a los estudiantes que el esfuerzo de cada día tiene su recompensa. Que a veces es difícil, porque las circunstancias no acompañan, pero deben pensar que cuando una persona estudia, siempre, absolutamente siempre, hay una recompensa. Mis modelos, sin duda, son los de los movimientos de renovación pedagógica, si hablamos en términos educativos.


Nuevas caras y una política de cambio, ¿cómo llega un ingeniero a la alcaldía? ¿Ha cambiado mucho su vida desde que está en el Ayuntamiento de Valencia?


Yo era catedrático de instituto y profesor en la Universidad Politécnica, pero también me había preocupado la política y el bien común, y fui diputado. Ahora que soy alcalde debo reconocer que sí, que la vida me ha cambiado porque tengo mucho menos tiempo para compartir con la familia, por ejemplo.


¿Cuál es la visión que tiene Joan del alcalde de Valencia?


Una persona normal, con una gran responsabilidad colectiva. Por lo tanto, que debe activar constantemente el sentido común y escuchar a la ciudadanía.


¿Cuál es el mejor consejo que le han dado en política?

Nunca se ha de querer vencer, sino convencer. Es la única manera de avanzar.


¿Qué es lo que más le gusta de la ciudad? ¿Y de su gente?

Lo que más me gusta de la ciudad es su rico patrimonio cultural, histórico y natural, desde su huerta y su Albufera, hasta la Lonja o las Fallas. Y de los valencianos destaco, sobre todo, que somos gente abierta, que sabemos compartir y respetar la diversidad. Gente honrada, trabajadora y emprendedora.


"Político" en los últimos tiempos es sinónimo de persona alejada del pueblo, ¿cuáles son los beneficios de exponerse tanto a los ciudadanos? ¿Le para la gente por la calle?

Yo creo que esa sensación del político inaccesible la dejamos atrás el 2015, con el cambio de gobierno. Ahora dedico buena parte de mi tiempo a recibir vecinos, conceder entrevistas, u organizar actividades donde todo el mundo puede preguntarme por la gestión de la ciudad.


Ser representante de todos los ciudadanos es complicado y casi imposible, ¿cómo acepta y supera las críticas diarias? ¿Se preocupa mucho por esta cuestión?


Claro que me preocupa si hay críticas. Afortunadamente, la diversidad de opiniones está presente en nuestra sociedad. Cuando hay una crítica, lo primero que hay que hacer es escuchar, después analizar el contenido, valorar si se puede hacer alguna mejora o si lo mejor para el conjunto de la ciudadanía es dejar las cosas como están en algún asunto.


¿Qué cree que esperan los valencianos de su gestión como alcalde?


Eficacia a la hora de mejorar la ciudad, eficiencia a la hora de invertir el dinero público, y honradez con lo que es de todos y todas. No se pueden repetir la ineficacia, la ineficiencia ni la corrupción del pasado.


Le hemos visto en bici por el antiguo cauce del río Turia. ¿Es deportista? ¿Qué deportes practica?


Sí, y tanto. Me gusta mucho salir a caminar, tanto por la ciudad como por la montaña, y también hacer bicicleta.


El anillo ciclista hace de Valencia una ciudad mucho más verde, ¿cuál es el plan de modernización y progreso que le espera en nuestra ciudad?


Mejora de infraestructuras viarias, la consecución del plan de rehabilitación de los jardines, la remodelación de las grandes plazas de la ciudad, la creación de nuevas zonas verdes, la urbanización que mejora la vida de la gente en cualquier barrio... Tenemos una gran Valencia por delante.


¿Cuáles son las prioridades de la alcaldía para el nuevo curso político?

Tenemos un programa para los cuatro años de gobierno que consiste en un plan de mejora de los servicios a la ciudadanía en todos los barrios. No queremos que pase como antes, que sólo se invertía en determinadas zonas. Todos los barrios merecen mejores dotaciones, mejor limpieza, mejores jardines, etc. Estamos trabajando así desde principios de mandato y, aunque hay proyectos que tardan un poco más por su envergadura o por su complejidad, llegarán.


Después de los hechos ocurridos en la ciudad de Barcelona el pasado julio, ¿cómo plantea una ciudad tan abierta al mundo como Valencia la repulsa a los atentados y la consecuente protección a los ciudadanos?

Debemos actuar en dos parámetros: intentar garantizar la seguridad de todas las personas, a la vez que hacemos una sociedad más inclusiva, donde nadie se sienta marginado ni con la tentativa de radicalizarse. Aquí cabemos todos y todas, siempre que sea desde el respeto.


¿Qué momento especial le gustaría vivir siendo alcalde de Valencia?

En mi mandato he vivido victorias deportivas de primer nivel, el nombramiento por parte de la ONU como Capital Mundial de la Alimentación Sostenible, la proclamación de las Fallas como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad ... y también me gustaría vivir el momento en que la ciudadanía del mundo se alza pacíficamente para acabar con las guerras, con el cambio climático o con el hambre. Tres fenómenos donde la mano humana tiene mucho que ver y que provocan tantas muertes inocentes.


Cada mes de marzo Valencia abre sus puertas al mundo, ¿cree que la ciudad tiene la proyección en el exterior que se merece?

Hemos conseguido una gran proyección internacional con la declaración de las Fallas como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, y también con la Cumbre Mundial de Alcaldes por la Alimentación Sostenible. En definitiva, estamos trabajando para que la imagen de la ciudad no sea la de la corrupción, como se conocía antes, y sea una imagen positiva, de ciudad atractiva para vivir, visitar o invertir.


¿Cuál es la Valencia con la que sueña?


Una Valencia cada día más limpia, con más espacios de calidad para el vecindario (jardines o zonas peatonales), con oportunidades de trabajo, y donde todo el mundo pueda expresar su opinión o manera de ser en la vida diaria y en la gestión municipal.

Agradecemos desde aquí al Sr. Alcalde y a su equipo por haberse mostrado tan atentos en esta propuesta. Joan Ribó ha respondido personalmente a todas las preguntas formuladas sin excepción.

Gracias.

Puede que también te guste...

0 comentarios